Reducir el límite de velocidad salvaría canto de aves en Carara

Ruido de vehículos a alta velocidad aturde a estos animales

Como reacción, unos se alejan del área y otros adaptan sus melodías

El ruido provocado por el tráfico en la Costanera Sur ya está alejando a las aves del Parque Nacional Carara, ubicado en Puntarenas, pero la simple aplicación de límites de velocidad más estrictos en dicha carretera podría atenuar ese efecto.

Así lo sugieren científicos nacionales a partir de una serie de mediciones hechas en el sitio durante el 2008.

El estudio determinó que, cuanto más cerca de la vía, la cantidad y variedad de aves en el área protegida se volvía menor.

Las mediciones fueron parte de una investigación del Centro de Estudios sobre Desarrollo Sostenible acerca del efecto del ruido vehicular en las aves tropicales, publicada en la última edición de la Revista de Biología Tropical.

El estudio contabilizó la cantidad y variedad de especies en diferentes zonas de Carara.

Reacciones. La contaminación sónica afecta de manera distinta a las diferentes especies de aves en la zona, pues mientras unas se alejan del lugar, otras están adaptando su canto y quedándose en el sitio.

Según José Edgardo Arévalo, ecólogo y uno de los autores de la investigación, “ante el ruido, la respuesta natural de ellas es alejarse de la calle. Sin embargo, algunas se adaptan y cambian la estructura de sus cantos.

Las especies más afectadas allí son las que tienen cantos a frecuencias bajas (alrededor de los 1.000 Hz), y que compiten con el ruido del tráfico que tiene la misma frecuencia. Una de ellas es la especie Trogon massena, conocida popularmente como “trogón coliplomizo”, un ave grande, de vientre rojo y cola gris negruzca.

Esta especie ha modificado su canto para evitar que este sea “enmascarado” por el ruido. Ahora, su canto es más agudo o, como se dice popularmente, “pitudo”.

De igual forma, la especie Tinamus major también se ha visto afectada al tener un canto en frecuencias menores a los 1.500 Hz.

Esta especie también ha variado su canto, ya que su sonido es ahora más agudo.

Urge acción. Como estrategia para atenuar el ruido vehicular, los científicos José Edgardo Arévalo y Kimberly Newhard proponen la aplicación de límites de velocidad más estrictos en el trayecto de 3,6 km que colinda con el Parque Nacional, pues se ha comprobado que el tráfico lento emite menos ruido.

Asimismo, recomiendan la creación de una barrera contra el ruido sembrando árboles en la orilla de la carretera. De no actuar pronto, a largo plazo las poblaciones de aves afectadas podría disminuir significativamente.

El canto tiene, al parecer, gran importancia en el proceso de reproducción de estas especies.

Para ampliar la investigación, Arévalo estudia actualmente la nueva estructura del canto de especies afectadas y el efecto del aumento de automóviles en la zona.

Source / Fuente: http://www.nacion.com

Author / Autor: Luisanna Barboza

 Date / Fecha: 19/07/11

Visit our Facebook / Visite nuestro Facebook:

Visit our YouTube channel / Visite nuestro canal de YouTube:

www.youtube.com/user/Canal100SD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s