Chez Leontine, el reto de ser emprendedora en Senegal

Hija de un guía, esta emprendedora va a buscar a diario agua para los huéspedes del albergue rural que abrió en 1999.

Leontine Keita | Foto Rafa Martín

Leontine Keita | Foto Rafa Martín

Su halo de timidez esconde un auténtico espíritu emprendedor, que puso a prueba al realizar un trabajo en teoría reservado al hombre. Pero ella, la senegalesa Leontine Keita, no se dejó vencer cuando los miembros de su etnia, la minoritaria bedick, cuyos 3.200 miembros viven en las montañas, no entendían su propósito. Quería poner en marcha un campamento que permitiese a los turistas saborear la gastronomía local y conocer las tradiciones de la región de Kedougou, colindante con Guinea y Malí.

Hija de un guía e intérprete francófono, acudió a una escuela católica y, pronto, se estrenó mostrando su pueblo y las montañas a los viajeros. Pero Leontine quería dar un paso más allá: “Pensé en hacer un alojamiento cerca de mi casa para que los turistas pudieran venir a dormir, yo me encargaría de la cocina”.

Impulso paterno
La ayuda de su padre resultó fundamental. Le cedió un terreno y, sobre todo, el insufló el coraje suficiente para hacer oídos sordos a los comentarios. En 1999, esta joven africana abrió su primera cabaña, con una lámpara que funcionaba con petróleo y una ducha al aire libre.

Tras ella, llegaron otras dos, en 2000 y 2001. “Nunca he tenido financiación, todo lo hice con mis propios medios, economizando y reinvirtiendo los beneficios en la mejora del campamento”, destaca. A medida que su negocio crecía, también maduraba su propietaria y gerente. En 2002, comenzó a trabajar con la agencia de viajes Origin Africa, de Dakar, que facilitó la llegada de viajeros. “Yo no tenía formación en hotelería y me enseñaron a planificar las necesidades Chez Leontine [su campamento]. Mi sueño es llegar a ocho cabañas”, añade.

Junto a ella, trabajan tres personas, además de su hermano, guía turístico de los huéspedes. Aunque la situación ha mejorado mucho, su tarea lleva aparejada un gran esfuerzo. Keita ya no recorre sola 0,5 kilómetros para buscar agua [paga a mujeres y niños para que la ayuden], pero su pequeño frigorífico, que sólo funciona cinco horas al día, la obliga a ir al mercado casi a diario, para lo que debe desplazarse 15 kilómetros. Allí consigue las viandas que servirá a los huéspedes en el almuerzo.

Pero la voluntad de Leontine Keita supera las dificultades. Fuerza, fe, paciencia y mucho trabajo son los ingredientes de su éxito.

El turismo tiene nombre de mujer
Louisette, Abedech, Fatou, Radia, Flora, Lesma, Magdalena, Anne, Leontine, Elizabeth, Héllene, Zainab, Leila, Naila… Son los nombres de las 15 mujeres emprendedoras que protagonizan el libro Nacidas el 8 de marzo. El futuro de África tiene nombre de mujer, de la periodista Ana Bermejillo y editado por Plataforma Editorial. Todas ellas forman parte de la red Turismo Solidario y Sostenible, promovido por la Fundación Banesto, cuyo objetivo es fomentar el desarrollo económico y social de África, a través del apoyo a la mujer empresaria en el sector turístico. La red presta ayuda a 300 alojamientos del continente, que dan empleo a 2.500 personas.

Source / Fuente: http://www.expansion.com

Author / Autor: Y.Blanco.

Date / Fecha: 11/10/10

Visit our Facebook / Visite nuestro Facebook:

Visit our YouTube channel / Visite nuestro canal de YouTube:

www.youtube.com/user/Canal100SD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s