El consumidor y la sostenibilidad, ejes principales de la RSE en el sector de gran consumo

A pesar de que el cliente es el que tiene la última palabra con el acto de la compra, en el sector de gran consumo ya no basta con ser el mejor en cifras de ventas hoy. Mañana, si no se ha incorporado el concepto de la sostenibilidad y de la responsabilidad en cada uno de los ámbitos de gestión de la compañía, será cuestión de tiempo caer del primero al último puesto del ranking. A través de este reportaje, CompromisoRSE ha querido ahondar en lo que significa ser socialmente responsable para las empresas de gran consumo y comprobar el compromiso real que mantienen con sus respectivos públicos de interés.

El acto de la compra de los productos por parte de los consumidores cierra el círculo de un proceso en el que intervienen diversos actores: los organismos públicos, que trabajan en la definición de estrategias conjuntas de la mano de la industria agroalimentaria la cual, a su vez, provee de productos a los consumidores y establece canales de comunicación desde los que les informa, recomienda y previene.

Roberto Sabrido, presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), asegura en el libro Implicación Social de la Industria Alimentaria, de la Fundación Alimentum, que el sector agroalimentario español, que integra a más de 300.000 empresas que dan empleo a cerca de 500.000 trabajadores y que factura más de 800.000 millones de euros al año, “ha de ser consciente de su importante papel en la estructura de la sociedad española y debe ser capaz de seguir manteniendo y aumentando la confianza y satisfacción de los consumidores”.

El organismo que preside Sabrido nació con el objetivo de cubrir dos necesidades: garantizar el más alto grado de seguridad alimentaria y promover la salud de los ciudadanos. En 2006, incorporó a sus funciones la de promocionar la salud en el ámbito de la nutrición y en especial en la prevención de la obesidad. Entre los objetivos que se marca la AESAN, destacan la reducción de los riesgos de las enfermedades transmitidas o vehiculadas por los alimentos, la promoción del consumo de los alimentos sanos favoreciendo su accesibilidad y la información sobre los mismos ofreciendo garantías de una comunicación objetiva a los consumidores y agentes económicos del sector agroalimentario español.

Por otra parte, en 2005 se puso en marcha la estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la AESAN. El objetivo era la sensibilización de la población del problema que la obesidad representa para la salud y el impulso de todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos adopten hábitos de vida saludables a través de la alimentación y la práctica regular de actividad física.

Las compañías del sector, conscientes de la realidad que proyectan estas entidades, cuentan con sus propios planes de promoción de hábitos de vida saludables tanto de cara a los consumidores, como de cara a los empleados. En el caso de Kraft Foods, trabajan muy intensamente la información al consumidor y por ello, han introducido el etiquetado nutricional en todos sus productos siendo de las empresas pioneras en la comunicación basada en CDO/GDA (cantidades diarias orientativas). “Hemos trabajado también en reformulación en dos líneas: para reducir algunos nutrientes, como en el caso de las Digestive donde hemos disminuido el 50% las grasas saturadas; y para ofrecer alternativas light”, añadeRicardo Hernández, head of Corporate Affairs Iberia de Kraft Foods. Una tercera estrategia a destacar es la del packaging. La compañía ha lanzado una línea de productos cuyo envase se puede volver a cerrar, evitando que el consumidor tenga que consumir el producto completo al momento ya que sino, puede estropearse.

En Nestlé revisan permanentemente las recetas de sus productos para conseguir perfiles nutricionales cada vez más sanos. “Pero nosotros siempre decimos que no hay alimentos, sino dietas buenas o malas”, apunta Neus Martínez, directora de Comunicación Corporativa de la compañía. Nestlé fomenta la educación nutricional de la sociedad y el programa “Aprende a comer bien”, dedicado al público infantil, es un ejemplo de ello.

Todos los productos tienen una estructura de etiquetado común, el “Nutritional Compass”, que contiene información nutricional, consejos y el contacto con el servicio de atención al consumidor. Además, están alineados con el Código PAOS y van más allá: no hacen publicidad a menores de seis años y solamente a los de seis a 12 años en caso de que se trate de productos con unos parámetros óptimos de perfil nutricional.

Tareixa Enríquez, directora de Comunicación de Santiveri, explica que en el caso de su compañía se da prioridad a la investigación y a la alimentación sana. “Además de los productos pensados para personas con necesidades especiales (diabéticos, intolerantes a la lactosa, celíacos, etc.) contamos con una línea cada vez mayor de productos orgánicos y biológicos”, destaca.

Santiveri contribuye a la educación de la población en el consumo responsable a través de sus etiquetas donde se recomienda seguir una dieta sana y equilibrada, además de comunicar la composición nutricional. Por otro lado, la compañía apuesta por la mejora de los hábitos alimentarios a través de jornadas de formación, folletos y publicaciones gratuitas, la edición de la revista “Dietética y Salud” y artículos y documentación online.

En Gallina Blanca Star hace años que crearon la Plataforma de Nutrición y Salud para la mejora del perfil nutricional de sus productos, sin perder el sabor casero que les caracteriza. “Hemos disminuido el 25% del contenido de sal y en tres años hemos eliminado 256 toneladas en el mercado”, apunta Montse Carbó, directora de Comunicación de la compañía. Además, están vinculados a la Estrategia NAOS para la mejora de la composición nutricional de los productos: reduciendo determinados nutrientes como las grasas totales, saturadas, trans y sodio, fomentando la puesta en el mercado de productos bajos en sal y grasa, estudiando el uso de porciones para fomentar un consumo racional, poniendo especial atención a los productos para niños y mejorando el perfil lipídico de los productos.

Alcampo dispone de un programa alineado con la NAOS que se puso en marcha en 2006: “Alimentamos tu Salud”. “Desde 2008 contamos con un Comité Nutricional formado por expertos nutricionistas, dietistas y médicos que colaboran en su desarrollo”, apunta Antonio Chicón, director de RSC y Comunicación Externa.

Cuentan con 865 productos aptos para celíacos de los que 250 son de marca propia. Asimismo, ofrecen 550 productos Auchan etiquetados en Braille para que sean fácilmente identificables por personas invidentes o con deficiencias visuales.

No hacen publicidad dirigida a niños, aunque su línea de productos para los más pequeños Rik&Rok está especialmente cuidada y pensada para ellos. A través de los clubes Rik&Rok y Joven Team, informan a los niños sobre los beneficios de una dieta sana y equilibrada.

En relación a la publicidad que realizan las marcas surgió el Código PAOS, un compromiso del sector empresarial enfocado en la autorregulación de la publicidad de alimentos dirigidos a menores, prevención de la obesidad y salud. El código ha sido suscrito por las 35 mayores empresas alimentarias españolas, lo que representa más del 75% de la inversión publicitaria en el sector. Vigente desde 2005, tiene como objetivo que la publicidad sobre alimentos dirigida a menores fomente estilos de vida saludables para prevenir la obesidad infantil. Es resultado de un acuerdo entre la AESAN y la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

Tal como explica Jorge Jordana en Implicación Social de la Industria Alimentaria, fue a partir de los años 70 cuando en el etiquetado de los alimentos se exigió una mayor información, incorporándose la obligación de expresar en la etiqueta cada uno de los ingredientes, incluidos los aditivos. Sin embargo, “en la actualidad el telar comunitario ha dispuesto que haya que avisar de la posible existencia de los alérgenos más extendidos”, añade. Las cada vez más frecuentes intolerancias alimentarias han obligado a la industria a aprovechar todos los canales que tiene a su alcance para especificar con detalle la composición de los productos. En ese sentido, Grupo Eroski patrocinó la Conferencia Internacional de Celíacos dentro del marco de la Asamblea General de la AOECS (Asociación de Asociaciones Europeas de Celíacos). Por otro lado, coincidiendo con el Día Mundial de la Celiaquía, publican en Eroski Consumer un artículo sobre las alergias alimentarias y el etiquetado nutricional de Eroski, además de una entrevista a la Gerente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). Marta Arizaga, directora de Responsabilidad Social del Grupo, apunta: “la oferta de marca Eroski para las personas con intolerancia al gluten sigue creciendo. Nuestro sur tido, formado por cerca de 350 referencias, es muy variado: 100 productos de charcutería y 34 de carnicería, casi 80 alimentos salados y alrededor de 60 artículos del apartado de lácteos”.

La seguridad alimentaria es una cuestión de peso para ElPozo Alimentación.Manuel García Juesas, director de RRHH de la compañía, expone que cuentan con un Control Integral de Proceso a partir de tres reglas. El principio “del campo a la mesa”, que incide en la importancia que tiene el sector primario en asegurar la higiene y la calidad final de los alimentos. La responsabilidad de los productores, consistente en que ellos mismos deben aplicar sistemas basados en el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) para detectar fallos antes de que ocurran e introducir las mejoras necesarias en la calidad de los productos. El último punto a tener en cuenta es la trazabilidad o rastreabilidad de los productos alimentarios y de sus ingredientes.

El consumo responsable es uno de los pilares más importantes de la responsabilidad social de las compañías de bebidas. En ese sentido, Diageo es una de las empresas más comprometidas hasta el punto de haberlo convertido en el eje principal de su estrategia de RSC. La compañía colabora con la DGT, el RACE, el RACC, asociaciones de víctimas de accidentes, etc. “En los últimos años nos hemos centrado en evitar la mezcla entre alcohol y conducción a través de campañas que potencien la figura del conductor alternativo o el uso del transpor te público nocturno”, explica Pilar Larrea, head of Corporate Relations de Diageo. A través de herramientas propias como DrinkiQ (primer portal de ámbito global de educación sobre el alcohol) o BBBien! (una comunidad interactiva a través de You Tube, Twitter, Facebook) se acercan a los jóvenes para transmitirles estos mensajes.

El poder de convocatoria que tienen los eventos musicales en los que Heinekenparticipa sirve de catapulta para que la compañía se dirija a la población más joven y les transmita mensajes de responsabilidad y sensatez en el consumo de alcohol. “El Día de la Música de Heineken fue un experimento: tratamos de incorporar toda la estrategia de la compañía promocionando la movilidad sostenible en bicicleta o transpor te público y fomentando el consumo responsable”, explica Eduardo Zaldívar, coordinador de Sostenibilidad de la compañía. Heineken cuenta, además de con el código de autorregulación al que se han sometido las empresas cerveceras españolas, a unas normas internacionales del propio Grupo. Además, Heineken también está promocionando un producto alternativo en la línea del consumo responsable como es la cerveza sin alcohol.

Sostenibilidad en el proceso de producción
El mantenimiento del entorno natural es otro de los pilares de la responsabilidad social de las empresas del sector. La actividad industrial conlleva, en muchos casos, la degradación de la biodiversidad.

Dentro del plan de Unilever para una Vida Sostenible, se contempla el objetivo de reducir a la mitad la huella medioambiental procedente de sus productos y conseguir que el 100% de las materias primas procedentes de la agricultura sean sostenibles. “La medición del impacto medioambiental de nuestros productos en todo su ciclo de vida nos ha revelado que el mayor nivel de gases de efecto invernadero proviene del uso que hacen los consumidores. Por ello, trabajamos en campañas de educación medioambiental”, explica Ana Palencia, directora de Comunicación de la compañía. Además, a nivel de packaging también tienen cada vez más presente la sostenibilidad: el nuevo “Skip pequeño y poderoso” permite lavar con agua fría y sus cápsulas se disuelven la misma.

En el ámbito del envasado de productos destaca el papel de Ecoembalajes España, S.A. (Ecoembes), una sociedad cuyo objeto social es el diseño y organización de un Sistema Integrado de Gestión (SIG) encaminado a la recogida selectiva y recuperación de residuos de envases para su posterior tratamiento, reciclado y valorización. Ecoembes surgió como iniciativa de los agentes económicos ante los temas ambientales relacionados con el consumo de productos envasados. En la misma línea se sitúa Ecovidrio, una asociación encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio. Actualmente, casi 2.200 empresas se han adherido a la entidad pagando por cada envase comercializado.

MªJosé Adamuz, Corporate Affairs manager de Font Vella y Lanjarón, afirma que “seguirán apostando por materiales innovadores y reciclados y por ser impecables a nivel ecológico y tecnológico, aunque todos sus envases son 100% reciclables y contienen una proporción de material ya reciclado”. En el plan director 2011-2015, la compañía se ha focalizado en cinco grandes ejes dentro de su compromiso en el proceso de producción: utilizar la cantidad de agua necesaria, optimizar los niveles de energía, reducir al 20% el carbon footprint en tres años, revisar el sistema de gestión de residuos para conseguir el 100% de la valorización de los mismos y proteger la biodiversidad. “Queremos que nuestro compromiso medioambiental llegue al consumidor, como Font Vella y Lanjarón tenemos el deber de hacerlo”, añade Adamuz.

PepsiCo tiene el objetivo de proteger los recursos naturales del planeta a través de la innovación y el uso más eficiente de la tierra, la energía, el agua y los materiales de envase durante sus operaciones. “Por poner un ejemplo, nos hemos comprometido a mejorar nuestra eficiencia en el uso de agua y energía en un 20% y los combustibles en un 25% hasta 2015”, explica Marta Puyuelo, Public Affairs and Corporate Communications manager de la compañía. Además, este año han presentado a nivel mundial la primera botella de plástico PET 100% de fuentes renovables de origen vegetal. Este nuevo envase no solo supondrá una significativa reducción de las emisiones de CO2 de la compañía, sino que para su creación permitirá la utilización de subproductos agrícolas de su negocio de alimentación.

Henkel estableció en 2008 unos objetivos muy ambiciosos en materia de reducción de consumo de agua y energía y de generación de residuos, que ya se han cubierto e incluso sobrepasado. Elisenda Ballester, directora de Comunicación y RSC de Henkel, explica que ahora están trabajando en los próximos retos. En 2008 consiguieron un ahorro del 15% de consumo de energía y del 10% de agua, así como una reducción de residuos del 10%. “En cuanto a las iniciativas de futuro, seguimos una propuesta de la Asociación de Detergentes a nivel europeo AISE que implica desarrollar fórmulas más efectivas que consiguen un mayor poder de lavado con menos dosificación y, por tanto, envases más pequeños que reducen su impacto”, añade Ballester. Otra iniciativa es la del primer corrector Pritt, fabricado a par tir de plantas.

En Borges Mediterranean Group han llevado a cabo un proceso de identificación y evaluación de los riesgos ambientales que su organización puede comportar allí donde está presente. Además, forman continuamente a su plantilla en buenas prácticas y sensibilización medioambiental. Según fuentes de la compañía, actualmente están trabajando en diversos proyectos: por un lado, el Programa Energético, que tiene como objetivo la creación de una unidad de Energías Renovables para alcanzar fines económicos, sociales y medioambientales; y por otro, un proyecto mediante el que se pretende potenciar la unidad agrícola del Grupo con la plantación de 2.000 Ha en los lugares del mundo más apropiados para la consecución de sus objetivos. Además, fomentan el uso de envases reutilizables y reciclables en consonancia con su política de respeto por el medio ambiente.

Freixenet obtuvo la ISO14001 en 1999, siendo la primera empresa de cava en conseguirlo. Según Pedro Bonet, director de Comunicación de la compañía, los aspectos medioambientales más significativos son la generación de aguas residuales, cuya contaminación se ha reducido; el consumo de agua, que ha descendido un 35,14% desde la implantación del sistema de gestión; el consumo de energía, que cada vez es más eficiente entre otros motivos, por el cambio de la iluminación en las cavas; el vidrio, cuyas medidas de innovación han permitido reducir las roturas en cavas; los residuos no valorizables, que han descendido un 46,24%; la eliminación del gasoil, y los envases puestos en el mercado, el peso de los cuales ha disminuido un 10,01%. Asimismo, todos los materiales utilizados para envasar sus productos (vidrio, cartón y corcho) son reciclables.

Dos apuestas por la innovación han marcado la estrategia de envases y embalajes en Central Lechera Asturiana. En el caso de la botella de litro y medio, se trata de un envase práctico e innovador de tres capas elaborado con polietileno de alta densidad. En lo que respecta al brik, se trata del Tetra Germina Asepctic, con el sello de calidad Tetra Pak, una combinación de innovación y respeto por el medio ambiente ya que dicha entidad utiliza materias primas renovables, una preocupación que ha marcado la política de embalajes de la compañía. “Nuestra nueva línea de funcionales Jalea Vital, Fibra y Naturcol se presentan en un envase que combina las ventajas del cartón y la manejabilidad del plástico, ambos sostenibles”, explica Francisco Javier Echevarría, subdirector general de Capsa.

En Condis se ha alcanzado una reducción acumulada del consumo de bolsas porta compra de más del 25%. Además, sus “bolsas camiseta” son de un material oxo-biodegradable con una vida útil de entre 18 y 24 meses.

Además, cuentan con una instalación de placas solares en la cubierta de su plataforma central de Montcada i Reixac que evita la emisión de 47 toneladas de CO2 y 18 toneladas de SO2.

“Realizamos una eficiente recogida selectiva de residuos que en 2010 nos permitió reciclar más de 6.170 toneladas de papel y cartón, 290 de plástico y más de 13 de material eléctrico, entre otros componentes”, explican fuentes de la compañía. Condis forma parte del primer programa piloto europeo de descarga nocturna de mercancías, como medida de soporte a la movilidad y a la descongestión del tráfico.

El control de los proveedores asegura la sostenibilidad de las materias con las que se cuenta en el proceso de producción. Por ello, dentro del proceso de homologación de los nuevos proveedores de Hero España, se les envía un primer cuestionario a nivel de calidad con el que obtienen una “primera foto” de la empresa respecto a los principales parámetros que la definen (certificaciones a nivel de calidad, controles que realizan, etc.) “Por otro lado, a nivel de compras se analiza también cuál es el tipo de clientes a los que sirve la empresa y cuáles son sus referencias en el mercado, para asegurarnos que el proveedor está alineado con la filosofía de trabajo de Hero España (responsabilidad social y seriedad, alta exigencia a nivel de calidad, etc.)”, apunta Encarna Guirao, directora de RRHH y RSE. Asimismo, también realizan auditorias de sus proveedores en materias ambientales, de calidad o de trazabilidad, entre otras.

Nespresso dedica una gran par te de sus esfuerzos a invertir en la formación de los productores de café con los que colabora, para enseñarles a utilizar técnicas de cosecha sostenible que revalorizan los granos cosechados en el mercado. Esto forma parte del Programa “Nespresso AAA Sustainable Quality”, presentado en asociación con Rainforest Alliance en 2003. “A finales de 2010 ya obteníamos más del 60% de nuestro café de alrededor de 40.000 agricultores que forman par te del programa”, explica Marta Capella, directora de Marketing de la compañía.

El origen del término de “Nespresso AAA Sustainable Quality” procede del nivel AA, un sistema de calidad del café creado en Kenia y en otros orígenes. Nespresso añadió la tercera A para incorporar los criterios sociales, económicos y medioambientales.

El potencial económico del sector revierte en solidaridad
Jorge Jordana destaca en Implicación Social de la Industria Alimentaria que el derecho a una alimentación adecuada está recogido en el Artículo 25 de la Declaración Univer sal de los Derechos del Hombre de 1948 y en el Pacto Internacional de derechos económicos, sociales y culturales promovido por Naciones Unidas. Sin embargo, la realidad es que gran parte de la población mundial no puede ejercer ese derecho fundamental a la alimentación.

La división de gran consumo tiene un gran potencial económico. Según Jordana, es un sector que da empleo a 500.000 trabajadores, esto es, el 2,5% del empleo total de España. Por ello, las grandes empresas del sector contemplan en sus planes conceptos como la acción social, el voluntariado corporativo o la accesibilidad.

En el caso de Procter & Gamble, el área social se centra en mejorar la calidad de vida de los niños. “La infancia es la base de las generaciones futuras y, por ello, nuestro programa “Live, learn and grow” busca mejorar la vida de 300 millones de niños en 2012”, explica Ana Carolina Ruiz, External Relations manager de la compañía. A través del programa global “Children drink safe water” proveen de agua potable a niños en situación de riesgo. En casos de emergencia como Haití o Japón, han proporcionado a la población un producto, “Pure”, que potabiliza el agua de una manera muy sencilla. “Además, en Aldeas Infantiles hemos encontrado a nuestro partner ideal: al margen de realizar donaciones, tratamos de que nuestros empleados se involucren en diversas actividades sociales”, añade.

En Wrigley destaca el proyecto social desarrollado junto a la ONG Pandora en Perú. “Hemos colaborado con un colegio de 250 niños en situación de pobreza extrema. Viajamos con dos dentistas y cuatro estudiantes de la UEM para que revisaran a 300 niños y educaran en higiene bucal a más de 500. Además, compramos un horno industrial con capacidad de fabricar 250 panes para los niños”, explica Olga Martínez, Corporate Affairs manager de Wrigley. A nivel local trabajan con la Cruz Roja en programas de atención en hospitales y en centros de mediación social, colaboran con TEP, un centro de trabajo para niños con problemas físicos y psíquicos y cuentan con el “teaming”: voluntariamente, los empleados donan un euro de la nómina a la ONG que escojan unánimemente.

Para Grupo Calvo, la relación con las comunidades es muy importante. “Queremos que el entorno inmediato a nuestra fábrica cuente con una atención muy dedicada por nuestra parte y, a ser posible, a través de nuestros empleados”, explica Emilio Marcos, director de RRHH y RSC de la compañía. En El Salvador, donde los índices de criminalidad y la presencia de bandas organizadas son tan importantes, Grupo Calvo trata de dar trabajo a la población y ha puesto en marcha una Escuela de Futbol que acoge a casi 700 niños para evitar que acaben en esos ambientes. Asimismo, tras las inundaciones producidas hace un año y medio cerca de la fábrica de Brasil, los empleados realizaron labores de restauración de las casas y colaboraron con la población local.

En Pastas Gallo procuran ser solidarios a través del producto: “colaboramos con el Banco de Alimentos, al que tenemos la suerte de acompañar desde su nacimiento, y con fundaciones como Best Buddies o la Cruz Roja”, destaca Silvia Espona, directora de Comunicación de la compañía.

La pasada primavera, Pastas Gallo se solidarizó con la campaña “Enviemos el hambre a la porra” creada por el Banco de Alimentos junto al Futbol Club Barcelona.

“Hay un programa que nos hace especial ilusión: Best Buddies tiene un proyecto en el que “buscan un mejor amigo” para personas adultas con discapacidad a las que les resulta muy complicado hacer amigos. Dos veces al mes hacen todo tipo de actividades con su amigo y, en nuestro caso, consistió en unos talleres de cocina de Pastas Gallo”, añade Espona.

Grupo Mahou-San Miguel lleva a cabo distintas iniciativas de ámbito social y cultural, especialmente en las áreas en las que se ubican sus centros de producción. Jesús Núñez, director de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía, explica que desde Mahou-San Miguel colaboran con el Banco de Alimentos donando producto, desarrollan el Proyecto San Miguel y Málaga Solidarios para destinar los beneficios de la caseta de San Miguel durante la Feria de Málaga a un proyecto social elegido en un concurso de ONG, recogen juguetes para niños desfavorecidos en Navidad, promueven una iniciativa basada en la práctica de deporte en centros de acogida de mujeres maltratadas, colaboraron con el envío de productos a la población de Lorca tras el terremoto, fomentan el voluntariado corporativo uniendo la protección del medio ambiente con la discapacidad, etc.

En Grupo Codorniu hace años que colaboran con entidades para ocupar a personal discapacitado y/o per teneciente a otros colectivos socialmente desfavorecidos, apoyando actividades relacionadas con la vendimia abiertas a las personas del entorno geográfico y social de la empresa o promoviendo la participación de sus colaboradores en actividades desarrolladas con fines sociales (compra de rosas solidarias para celebrar la fiesta catalana de Sant Jordi, participación en actividades deportivas celebradas para recaudar fondos para ONG, etc.). Asimismo, según explican el responsable de RSE, Eduardo Mas, y la directora de RRHH, Clotilde Tesón, la compañía cuenta con diversas medidas que buscan mejorar la calidad de vida de sus empleados (conciliación, apoyo a excedencias especiales, igualdad).

El equilibrio de los stakeholders, base de la responsabilidad social
Cuando se le pregunta a Francisco Hevia por la apuesta de Grupo Siro en lo referente a la responsabilidad social, la respuesta es clara: el equilibrio de los cinco stakeholders de la RSE es lo que te da la supervivencia. “En la cadena de valor todo el mundo debe salir ganando: clientes, proveedores, colaboradores, etc.”, afirma Hevia. De cara a sus empleados, Grupo Siro apuesta por mantener una política retributiva sostenible, tanto en tiempos de bonanza como de crisis. En lo que se refiere a los clientes, en un momento como el actual la compañía busca dar el producto con la misma calidad al menor precio posible. “Cuando creamos un proyecto, pensamos en cómo hacer que toda la cadena de valor sea sostenible”, apunta. Para Grupo Siro, eso es responsabilidad corporativa”, concluye.

Source / Fuente: forofuturalia.wordpress.com

Author / Autor: Staff

Date / Fecha: 03/11/11

Visit our Facebook / Visite nuestro Facebook:

Visit our YouTube channel / Visite nuestro canal de YouTube:

www.youtube.com/user/Canal100SD

www.100-SD.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s