Sostenibilidad: el gran desafío de las industrias extractivas

Sostenibilidad: el gran desafío de las industrias extractivasNelson Nuñez Vidal se hizo cargo de la Responsabilidad Social de Codelco, una de las empresas más grandes de Chile, con la misión de cambiar la lógica de trabajo e imprimir un sello propio: elevar los estándares, asumir los impactos de la gestión y crear lazos de largo plazo con sus grupos de interés.

En esta entrevista comenta las características de los nuevos estándares socioambientales que se han comenzado a implementar, presenta las novedades del próximo reporte y explica por qué a los sectores minero y energético ya no les alcanza con la RSE. Además, reafirma el concepto de “minería sustentable” y expone las condiciones para que el mismo se lleve a la práctica.

¿Cuál es la misión que te planteaste al asumir la dirección de RSE de una de las principales promotoras de esta cultura en Chile?

Cambiar la lógica de cómo se trabaja con comunidades. A Codelco siempre se lo ve como a un banco, como un organismo que tiene recursos y capacidad ilimitada para invertir. Por ende hay una visión paternalista que hay que cambiar. Por ejemplo, la mina de Chuquicamata tiene casi 93 años y hay un paternalismo muy fuerte en cuanto al trabajo y la entrega de dinero. Habría que cambiarla por una lógica de alianzas, de desarrollo, de colaboración; que vaya de la mano de una gestión que se oriente hacia la elevación de los estándares, con metas altas y con la idea de hacernos cargo de los impactos que generamos. Las metas finalmente dependen del involucramiento que tengamos con las partes interesadas, lo cual antes no exitía porque solo había entrega de recursos. La comunicación que hay que hacer es doble: hacia dentro hay que demostrar que es rentable para la organización y hacia fuera hay que convencer a los stakeholders de que sin involucramiento a largo plazo no nos intersa invertir.

¿Cómo definirías, teniendo en cuenta el panorama que acabas de plantear, la estrategia corporativa de acá a 10 años?

Uno de los objetivos de Codelco para la próxima década es convertirse en uno de los referentes en términos de estándares socioambientales a nivel mundial, integrando tanto responsabilidad social y medio ambiente como otros conceptos más duros. Las políticas por ende apuntan en esa dirección y eso se trasluce no solo en los programas que estamos financiando, que son decididamente a largo plazo y con mayor presencia, sino que además se están aplicando metodologías acordes. Actualmente estamos implementando once nuevos estándares socioambientales alineados con las coordenadas internacionales, es decir GRI, ISO 26000, AA1000… Todo esto nos da mucha ilusión pero al mismo tiempo es una presión extra porque tenemos que subir los estándares en todo aspecto, ya sea el trato con el entorno como con los pueblos originarios. Hace cuatro o cinco años nos manejábamos por intuición con inversiones destinadas a apagar incendios y hoy tenemos una estrategia a partir de la cual nos involucramos con la sociedad, aplicamos metodologías, podemos hacer seguimientos, planificamos horizontes de largo alcance con mediciones de impacto y una profesionalización que nos permite gestionar de mejor manera las inversiones que hace Codelco. Lo importante es no perder el foco, que debe estar en las personas, tanto a nivel interno como externo.

¿A qué se debe el protagonismo que tienen las acciones comunitarias respecto a otros programas de RSE de la empresa? Hasta en tu cargo hay una presencia más fuerte…

En nuestro caso, el apellido de RSE va a descartarse. Solo vamos a hablar de desarrollo comunitario porque la trascendencia va a estar puesta en la sostenibilidad como algo integral. El trabajo apunta a eso y tanto en el ámbito social, como económico como ambiental. Así que insistiremos con este perfil, pues en general en la industria extractiva, que tanto necesita la licencia social, ya no alcanza que hablemos de temas aislados. Creo que de alguna manera la idea de la RSE está agotada porque es menester que generemos desarrollo sostenible, lo cual implica todo: manejo ambiental, manejo económico y ser parte de la sociedad en todos sus aspectos.

Codelco es una de las últimas compañías estatales chilenas y al mismo tiempo es todo un emblema nacional. ¿Han sufrido en algún momento la crítica por financiar programas sociales con dinero estatal, como le sucede a Petrobras en Brasil?

No, en líneas generales no existe esa crítica y quizás tenga que ver la fuerte incidencia que la compañía tiene sobre el presupuesto nacional, ques es bien alta y nos libera de esa carga. Pero sí hay una diferencia en cuanto a la manera de vernos según se trate de los lugares en los que tenemos o no actividad. En las ciudades en las que Codelco no tiene presencia hay un respeto muy grande por todo lo que genera la compañía para el país. Pero la contracara está dada por la opinión pública en los lugares en los que sí tenemos acciones, pues suele recriminarse el hecho de que la mayoría de lo que genera la empresa no queda en el lugar. Lo cierto es que los excedentes de Codelco van en su totalidad a las arcar del Estado, que luego define en qué políticas públicas va a destinarlos. Además en Chile la industria extractiva de Chile es mixta, por cuanto la presencia de mineras privadas que también impulsan programas de sostenibilidad, de alguna manera legitima lo que nosotros hacemos..

¿De qué se tratan los nuevos estándares socioambientales que han comenzado a implementar?

Son 11 estándares específicos: Emisiones a la Atmósfera, Energía y Cambio Climático; Recursos Hídricos; Residuos Sólidos; Residuos Mineros Masivos; Cierre de Faenas; Territorio, Suelo y Paisaje; Biodiversidad; Desarrollo Comunitario; Relaciones Comunitarias; y Pueblos Originarios. Todos incluyen indicadores, programas de seguimiento, guías de implementación, etc. están alineados a los principios de transparencia y otros estándares internacionales, como GRI e ISO26000. Decidimos no tomar un solo estándar y aplicarlo en un su integridad simplemente porque dada nuestra actividad hay ciertas particularidades que tenemos que atender. Lo concreto es que todo apunta sencillamente a tener prácticas que te permitan pensar a largo plazo con inversiones no necesariamente destinadas a apagar incendios sino a convertirnos en ese referente que queremos ser.

¿Por qué motivo marcan la diferencia entre los estándares de Desarrollo Comunitario y Relaciones Comunitarias?

El primero lo pensamos con una visión largoplacista, en esa lógica de convertir a nuestros stakeholders en pares e integrarlos desde la cooparticiapción. Por otro lado, a las relaciones las basamos en asuntos de corto plazo, con la gestión de los temas coyunturales. Eso separa los horizontes, ya que por ejemplo en la ciudad de Calama, donde estamos implementando un gran programa de desarrollo, hemos tenido problemas porque la gente tiene una fuerte sensación de abandono por parte del sector minero. Lo que estamos haciendo es solucionar conflictos, llevar a cabo mediaciones y gestionar el día a día. Pero obviamente no podemos perder la mirada a largo plazo para que finalmente las personas tengan una mejor calidad de vida.

¿Cuáles va a ser las novedades el Reporte 2011?

Ya lo tenemos terminado y las novedades serán notorias sobre todo en cuestión de materialidad. Codelco usualmente reportaba cntenido de todos los indicadores, pero había tanta información que a un poblador de una comunidad indígena seguramente no iba a poder entenderlo. Por ende estamos trabajando en el acercamiento de la reportabilidad a nuestras partes interesadas, que deben poder comprenderlo. Primero relevamos la materialidad y luego que sea algo accesible para que cualquier pueda obtener allí información valiosa. Además, hicimos capítulos locales, atendiendo a la actividad de Codelco que se enfoca en divisiones. La idea es que cada una de las operaciones se vea identificada en los resultados del reporte.

Cuéntame de qué se trata la Mesa Corporativa de RSE que crearon el año pasado.

Es el reflejo de un trabajo conjunto e integral, algo que nos va apermitir ser unbenchmark. Nos ha permitido generar herramientas y establecer parámetros para poder implementar acciones en consecuencia con la estrategia a largo plazo. La idea es alinear corporativamente nuestros programas más allá de cómo se gestiona el día a día, atendiendo a un marco estructural que nos permita obtener finalmente esa licencia social que necesitamos en el tiempo.

En base a esta idea de proyección a largo plazo, ¿qué desafío consideras que tienen por delante las industrias extractivas en su conjunto?

Finalmente, toda la industria debe empezar a trabajar bajo el paragua de la sostenibilidad, no solo con programas de resposabilidad social, sino integrando también los temas socioambientales a la estrategia. No basta ya con realizar donaciones sin gestionar los impactos de mi negocio. Hay que incorporar la sociedad y los intereses de mis stakeholders, ya que si no se es capaz de trabajar de manera sostenible no vamos a poder cambiar la imagen que actualmente se tiene sobre estos sectores. Aunque en Chile no hay una mala imagen de la minería, sí sucede en otros países. La única forma de cambiar eso es considerarnos un vecino más y considerar a la comunidad toda como protagonista del éxito de una empresa.

Pese a que en Chile han naturalizado la actividad minera, el sector más puristas de la RSE considera que el concepto de minería sostenible es un oximorón, una utopía. ¿Cuál es tu postura?

El hecho de que seas una industria extractiva implica que tu saques los recursos hasta que estos se acaben. Si lo ves desde ese punto, es atendible la idea del oximorón. Ahora, si tu lo que haces es gestionar desde un principio cuál va a ser tu plan de cierre –que es de lo que se trata el estándar Cierre de Faenas-, porque eres conciente de tu impacto y de lo que vas a dejar cuando te retires, sí se puede hablar de sostenibilidad. Las minas tienen una vida útil y saber que los recursos de acaban es parte esencial del juego, por ende, tenemos que ser capaces de gestionar un desarrollo comunitario sólido que persista cuando la empresa se retire. Esa es la clave de la minería sostenible. Si te limitas a hacer minería de la forma tradicional, por fuera de este paraguas, entonces sí, hay un oximorón.

Source / Fuente: creadess.org

Author / Autor: creadess.org

Date / Fecha: 10/09/12

Visit our Facebook / Visite nuestro Facebook:

Visit our YouTube channel / Visite nuestro canal de YouTube:

www.youtube.com/user/Canal100SD

www.100-SD.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s