Ecología y sostenibilidad en el trabajo

Un oficinista produce de media 100 kilos de residuos al año y hace un gasto considerable de agua y energía. De hecho, el sector terciario produce un 40% de las emisiones de CO2 en Europa. Mejorar esta situación no siempre implica un gran desembolso. Al contrario, puede ayudar a las empresas a ahorrar dinero.

A continuación se dan unas recomendaciones sencillas de asumir que conseguirán empresas y trabajadores más “verdes”, sostenibles y competitivos:

Reducir, reutilizar y reciclar

La gran mayoría de la basura en las tiendas y oficinas es reciclable.  Por ello, conviene utilizar solo los imprescindibles (reducir), ampliar su vida útil y reutilizarlos lo máximo posible (evitar de paso los productos de usar y tirar), y cuando acaben su vida útil, reciclarlos de forma conveniente. Para que funcione un programa de reciclaje, tiene que ser fácil de hacer y entender:

  • Alentar la separación de los residuos, instalando cubos específicos para envases, para pilas, etc. Los botes de basura y reciclaje deben de ser claramente marcados y bien ubicados.
  • Usar tazas de loza en lugar de vasos de plástico
  • Poner surtidores de agua a disposición del personal en lugar de botellas de agua mineral
  • Rellenar los tóneres y cartuchos de tinta
  • Devolver al fabricante los cartuchos de tinta agotados
  • Reutilizar las carpetas de archivo

Uso del papel

Un 80% de los residuos de una oficina son papel y cartón. Se calcula que los empleados imprimen un promedio de 8 páginas por día. Fabricar papel requiere muchos recursos (sobre todo celulosa procedente de los árboles y agua), consume abundante energía y contamina el agua y la atmósfera. Por eso, es crucial que el personal de la empresa se conciencie de que debe realizar un consumo racional de papel y que se facilite su separación con vistas al reciclado:

  • Imprimir automáticamente a doble cara lo que es imprescindible.
  • Reutilizar la parte posterior de las hojas para borradores, ideas y proyectos.
  • Normalizar el tamaño de la hoja en toda la compañía (A4 u oficio) lo que permite optimizar el volumen de guardado ya que al ser todos los papeles del mismo tamaño se usa el 100% del espacio.
  • Disminuir los márgenes para usar mas la hoja.
  • Colocar un contenedor para papel usado junto a cada impresora y fotocopiadora.
  • Sé digital: fomentar el traspaso de información  (informes, comunicados, felicitaciones, consignas laborales…) a través del correo electrónico y en soportes digitales, y no imprimirla salvo que sea imprescindible.
  • Usar sobres reutilizables para el correo interno.
  • Sustituir las toallas de papel del aseo por una banda de tela continua autolimpiante.

Menos agua y energía

Cada empleado gasta, de media, de 15 a 20 litros de agua al día. En cuanto al consumo de electricidad asciende, de media, a 85 kWh/m2 al año (130 si se cuenta el aire acondicionado). El consumo de combustibles alcanza los 135 kWh/m2. Ahorrar energía sin disminuir la capacidad de trabajo es posible y también es bueno para las cuentas de la empresa y el medio ambiente:

  • Instalar inodoros con cisternas de doble descarga o con interruptor de la descarga, así como grifos con parada automática o reductor de caudal.
  • Disponer los puestos de trabajo aprovechando al máximo la luz natural.
  • Instalar una iluminación eficiente que emplee bombillas de bajo consumo.
  • Apagar completamente los aparatos electrónicos al dejar la oficina, evitando el ‘stand by’.
  • Configurar los equipos para que entren en modo de ahorro de energía cuando lleven un tiempo sin uso.
  • Apagar todas las luces por la noche.
  • Elegir aparatos eléctricos de clase energética A.

Climatización

  • Mejorar el aislamiento e instalar un sistema de climatización eficiente de regulación automática.
  • Usar aire acondicionado en 25° de temperatura y sólo cuando es necesario.
  • Vestir de manera cómoda para reducir el uso del aire acondicionado

Utilizar materiales y productos ecológicos

Ya hay proveedores que se especializan en ellos, y no son mas caros, sólo hay que preguntar y priorizarlos para impulsar su uso:

  • Lápices, clips, correctores de errores, marcadores, resaltadores, tijeras, pueden estar hechos en materiales reciclables.
  • Elegir ordenadores que lleven el marchamo Energy Star y pantallas TFT, que consumen menos.
  • Instalar equipos para ser compartidos por varios empleados (impresoras, fotocopiadoras…).
  • Comprar mobiliario de oficina respetuoso con el medio ambiente; por ejemplo, distinguido con la margarita europea o construido con madera FSC.
  • Usar productos recargables: pilas, cartuchos, rotuladores…
  • También es importante fijarse si los útiles de trabajo están hecho de materiales reciclados, reciclables, biodegradables, y elegir así estos en vez de otros que no lo sean.

Selección de artículos de limpieza
La limpieza de la oficina no se tiene que hacer con productos químicos. De hecho, tomando en cuenta la falta de ventilación en la mayoría de los edificios de trabajo, los productos de limpieza se vuelven muy tóxicos, especialmente para el personal de limpieza:

  • Escoger productos ecológicos para la limpieza y usarlos en la dosis justa.
  • Evitar el uso de algunos desinfectantes, desodorantes de ambientes pueden evitar alergias, y el no uso de artículos basados en derivados del petróleo ayuda a la preservación del medio ambiente.
  • Hay productos basados en esencias como la lavanda y naranja que son energizantes y producen sensación positiva en el ambiente. Todo esto influye en la productividad.

Viajar de forma sostenible

Seis de cada diez trabajadores españoles se desplazan al trabajo en coche. Con el precio de gasolina subiendo (y subirá todavía más en los próximos años), te conviene conducir menos. Además los desplazamientos del domicilio al lugar de trabajo son una de las causas más importantes de atascos, ruidos, contaminación, etc. en las ciudades.

  • Si puedes, busca una vivienda cerca de tu trabajo, o procura conseguir un trabajo cerca de donde vives.
  • Es preferible ir al trabajo a pie, en bicicleta o en transporte público.
  • Si es necesario el vehículo privado, intentar al menos ir con varios compañeros.
  • A la hora de ponerse al volante, se puede gastar menos combusible y emitir menos contaminación gracias a una conducción ecológica.

¡No vayas!

Con la digitalización de la oficina, se hace más posible trabajar desde la casa. Esta opción te da mucho más flexibilidad de horario:

  • Implantar el teletrabajo, ya sea a tiempo completo o en determinados días de la semana.
  • Aumentar la cantidad de videoconferencias o conferencias telefónicas para minimizar los traslados y fomentar el trabajo desde la casa.

Trabajar en edificios e instalaciones ecológicas

La mejora del ambiente de trabajo no es un coste, sino una inversión, porque aumenta la productividad de sus ocupantes. Por ello, cada vez más empresas incorporan criterios de sostenibilidad, como la certificación medioambiental ISO 14001, o la construcción de edificios y oficinas con certificación LEED, Passivhaus, Certificación Verde, etc.


¡Abre la ventana!
Muchos materiales de construcción y todos los aparatos electrónicos despiden gases tóxicos (inclusive radioactivos) que son dañinos para la salud. Cuando sea posible, abre las ventanas para que se renueve el aire o comprueba que funciona bien el sistema de ventilación.

Source / Fuente: sustentableysostenible.blogspot.com.es

Author / Autor: sustentableysostenible.blogspot.com.es

 Date / Fecha: 01/04/13

Visit our Facebook / Visite nuestro Facebook:

Visit our YouTube channel / Visite nuestro canal de YouTube:

www.youtube.com/user/Canal100SD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s